miércoles, 29 de febrero de 2012

A mis primeros ojos verdes


Lo cierto es que, a pesar de lo estúpido, imbécil, tonto y manipulable que has resultado ser, a pesar de haberme defraudado, te sigo echando de menos.
en pocas ocasiones, en momentos puntuales, ocasionales, señalados... Pero lo hago.

No poder salvar el mundo a tu lado es difícil, imposible, demasiado complejo. Simplemente no es.

Viviendo alrededor de la habladurías, de los cotilleos, de los comentarios, saltándonos todas las miradas y los cuchicheos, evitando lo que no era verdad, ahuyentando el miedo. estuvimos siempre de cara a un mundo que no nos gustaba, y que, sin embargo, intentábamos hacer mejor cada vez que nos veíamos. Y si no sé si lo conseguíamos, pero sé que para mí, y que también para ti, el planeta se volvía un lugar más humano.

Quizás, el llegar el momento de decidir, de abrir las ojos, de ver la verdad, no estuvimos preparado. (Plural que bien podría ir solo) Todo resultaba demasiado sencillo, tan fácil que lo teníamos delante de nosotros. Era el verdadero sentido de la amistad, la más pura, bella, tierna y sincera que jamás podrá volver a existir con nadie.

Nada es eterno. Y aunque aún espero que algún día vuelva, sé que no pasará. Llamémoslo orgullo, prejuicios, valores, principios... Pero nunca podré perdonarlo,nunca más permitiré que vuelva a darse aquella sensación de rabia, nunca más golpearé contra las paredes hasta ver sangre en mis dedos, nunca volveré a encerrarme del mundo pensando que nadie vale pena. Nunca más.
Y no hay nada que me ponga más triste que eso. Saber que no estaremos juntos, que no vamos a ver cumplirse nuestros sueños, que no podremos distanciarnos como lo habíamos planeado, que nunca más volverás a inhalar de humo de nuestras palabras (Que nunca serán cenizas aquellos puros)

Pero te deseo felicidad, que vivas, que atrapes todo lo que te venga en la vida, y que nunca olvides tus sueños, nunca, nunca... Y te pido, si aún me oyes, que sigas siendo el Arte, el poeta, que nada ni nada te arrebate eso que eres.

Yo, me seguiré quedando con lo bueno que trajiste, con lo poco que no te llevaste en tu huida, con los recuerdos. Y seguiré escribiendo, siempre, siempre escribiendo y sin miedo a que lean.
Que quizás, algún día, vuelva a encontrarte en los versos de un libro.

A mis primeros ojos verdes (Si es que aún puedo rememorarlos.)
4.

lunes, 27 de febrero de 2012

Lo cierto es que, sin darme cuenta, ya se me había pasado el tiempo de ser tantas cosas...
Aquel tentador encanto nunca volvería, ni esa ingenuidad tan simulada, ni aquellas medidas tan finas... Si quiera la misma forma de mirar
Había tantas cosas que había dejado ir.. Y que, sin embargo, me hacían ser yo misma

viernes, 24 de febrero de 2012

Que necesito decirlo
que no tengo miedo
que no acabo de entenderlo
Pero no existe el temor de que caigamos al vacío



TE QUIERO

miércoles, 22 de febrero de 2012

y no sé aún por qué la vida se empeña en quitarme a los Hombres de mi vida...

Bueno, siempre me quedarás tú, Arte

El Arte... El Arte... ah se me olvidaba, tu también tu eres un tío

lunes, 20 de febrero de 2012

EL problema era que, mientras yo era la puñetera jipster americana que tanto odiaba, ella era París.
Tenía que asumir que yo no era aquella cuidad, tampoco era ya mi ciudad, no creo que tenga una ciudad en el mundo, estaba empezando a ser parte de ese colectivo americanizado que tanto odio, una repercusión más de la globalización. Aunque claro, es tópico"Amelie" también lo era.

Bah, daba lo mismo, seguía sin ser La Ciudad, y por más tacones que me pusiera nunca podría llegar a su altura.
Ellos (él), sin embargo, había tocado la antena de la torre Eiffel sin ni siquiera levantar los pies del suelo.

Qué le vamos a hacer, era su medio, su campo, su mundo, su vida.

ah, me vuelvo desviar del tema, todo esto venía a que nunca llegué a ser París.
O al menos, nunca volví a serlo.

sábado, 18 de febrero de 2012

yo que quería tanto

Yo que desprendo de todo y quisiera quedarme sin nada
Yo que por un segundo del pasado daría una hora del futuro
Yo que he vivido tan deprisa que mi me he dado cuenta de que al tiempo se me venía encima
Y ahora, joven, ya siento su cruel paso, su despiadado silbido , su fugaz aleteo contra los cristales de mi pequeñas burbuja
Me dice que me despierte que me levante, que ha llegado la hora de abrazarme a cada uno de sus latidos
Pero yo no quiero, yo no puedo ver su cruda realidad, que su pasado es mi futuro y que el presente ya no existe, que vivía por un momento que ya ha llegado
Toma del camino mientras sea preciso, vive con el y aprovecha tu sino
La recompensa no será el destino, si no las pisadas que te hayan conducido hasta el





Y al arrivar mírate orgulloso la desgastada, sucia y magullada queja de tus zapatos

viernes, 17 de febrero de 2012

Por recordarlo, siempre detrás, siempre al lado

Que tú que yo
Se me olvidaba que todo es mejor con algo de música, se me olvidaba que yo era la chica de la que hablan las canciones, que yo era esa parte sub-real de la vida, los sin sentidos de las letras...
Puede que mi error fuese querer ser la chica que las escribe, no, yo era la parte de atrás, no debía olvidarlo.

Pero resultaba tan bonito, por un instante, imaginarse bajo los focos... Que me creí que sabía componer

Si eres tú lo que me compone

lunes, 13 de febrero de 2012

Tenía tantos sitios donde ir... Tantos concierto que escuchar... Tantas experiencias que vivir...
Que me faltaba vida para hacerlo


Vida, o dinero

domingo, 12 de febrero de 2012

SAL de mi cabeza
SAL, de mi vida

Conversaciones escuchadas a escondidas

"de eso va cuando quieres casarte con alguien ¿No? De saber que nunca, nunca, nunca vas a poder querer a nadie de esa manera que quieres a tu prometido. Que nunca nadie te hará tan feliz.

Vaya, supongo que sí... Creo que mi madre tenía razón... Debería haberme casado con él.

¿Le querías?

No, pero él me quería a mi, y mucho, el resto del amor se puede comprar con unos pocos de sus millones

(...)
Y si lo tienes todo... ¿por qué luchas?

viernes, 10 de febrero de 2012

De lo que yo era antes a lo que soy ahora hay solo un paso. Grande, pero un paso. Sigo siendo yo. La misma. La misma chica que era París, que ponía Londres a sus pies, que bailaba mientras se peinaba al despertarse, que andaba a pequeño saltos, que quería entrar en una 34, que cantaba en la ducha, que componía canciones, que soñaba con ser artista, que quería irse lejos, que odiaba amarte, que buscaba entre la gente... Que quería encontrarse
No hay mucha diferencia. Aún no he aprehendido bien quién soy.
Pero sí quien quiero ser

jueves, 9 de febrero de 2012

Quería ser recordada. O quería morir un poco menos. Solo sé que les veía en mis libros, en mis estanterías, en sus explicaciones, en nuestra cultura.... Quería ser uno de ellos.
Se aproximaban de nuevo los "Felices años 20" se cumplirían cien años de la guerra mundial, y se anunciaba una nueva revolución. Yo, quería ser parte de ella.

No ha habido muchas a recordar pero hoy la he conocido, a ella. a la quisiera ser, y superar.
No llegan mis palabras ni siquiera  a asemejarse a sus vocablos. Ni mi triste y penosa rima a compararse con la suya. Si quiera las breves narraciones. Pero quiero hacerlo.

Yo quiero crear, y hacer que los demás creen. Yo quiero ser el futuro punto de alguien. Yo quiero componer el Arte, el verso, la imagen, la música.

Y ser inspiración arrebatadora y dejarme arrebatar cada vez que inspiras.
Tú, siempre en escena. Yo siempre tras escenarios.
Sal de vida
Tú siempre ahí arriba, yo siempre aquí abajo.

domingo, 5 de febrero de 2012

Y a ti, a ti... Te quiero, o eso empiezo a creer
Quizás cada acto un poco más. No cada movimiento, ni cada palabra, ni cada instante, si no cada tú.
 Cada como eres, cada acto.

Me valía con alguien que se interesara por mi.
Eres algo más

Tampoco he hecho méritos
Pero gracias
Definitivamente había personas en el mundo cuya única función era que las odiases, cuyo único objetivo era crearte miedos.

NUNCA MÁS

jueves, 2 de febrero de 2012

¿que por qué escribo?
Porque no tengo valor para decir las cosas a la cara.